Páginas

Entradas populares

viernes, 4 de julio de 2014

Atrévete a ser feliz




Durante años he ido preguntando a las personas de mi entorno, si eran felices, y la sorpresa siempre ha sido que la gente dudaba de la respuesta, muy pocas decían claramente si.

Yo misma, muchas veces me he preguntado si realmente era feliz, y como todo en esta vida es un aprendizaje, hay que aprender a ser feliz, y sobre todo a atreverse a serlo. A veces es más fácil, estar quejándose constantemente, y echar la culpa a los demás.

Nosotros mismos con nuestros pensamientos, nos boicoteamos muchas veces, la mente es poderosa, y nos puede hacer ver y entender situaciones irreales, y cuando todo va bien, cuántas veces nos preguntamos hasta cuándo durará o lo peor de todo es que no disfrutamos del momento.

Si piensas realmente qué necesitas para ser feliz, es más sencillo de lo que parece.

Cuando nacemos no tenemos nada, los niños se ríen muchísimo más que los adultos, viven de una forma mucho más sana que nosotros, conforme nos vamos haciendo mayores reímos menos. Un niño puede llegar a reírse hasta 500 veces al día.

Alrededor del primer mes, los bebés sonríen de verdad, pasan de la sonrisa a la risa cuando han cumplido 4-5 meses, recuerdo como reía mi hijo y me volvía loca, tenía una risa tan contagiosa, cada vez que lo pienso me invade una felicidad absoluta

Con un añito, ya van conociendo el mundo que les rodea, y casi todo les hace mucha gracia. A partir de los tres años, ya empiezan a comprender algunos chistes, por supuesto tienen que ser sencillos . Ya con ocho años la risa está muy definida, ríen a carcajadas y entienden la mayoría de cosas. A Héctor le dio por contar un chiste, que estoy segura que no entendía pero a él le hacía mucha gracia, "¿se puede decir de un garbanzo borracho que va cocido?"

Ríe con tu hijo, ríe feliz,nunca dejéis de reír, en otra entrada comenté los Beneficios de la risa.

Viendo a mi hijo todos los días, me doy cuenta que muchas veces rie sin motivo aparente, y somos lo padres los que les damos y damos sin parar hasta que un día entonces nuestros hijos piden.... han aprendido a pedir. ¿Y los hace más felices?

A veces todo es tan sencillo, que es simplemente genial, pasear, ir a la playa, unas cañas con amigos, reírse sin más, besar, amar, abrazar, bailar, la familia.... hay tantas cosas que nos hacen felices, y no cuestan nada. Hacía años que nos disfrutaba tanto de las Hoguera de Alicante como este año. y ¿cuál ha sido la diferencia? este año mi actitud era otra, estaba dispuesta a estar feliz, tranquila y relajada, a disfrutar de cada momento. Pero nos empeñamos en tener más y más, en buscar una comodidad, que está dentro de nosotros mismos, a diferencia de lo que piensa mucha gente estamos en este mundo para ser felices. No hables de tus problemas, crea adicción, habla de tus alegrías.

Hoy miraba a mi sobrino Marcos, y lo veía tan feliz, y me he preguntado, lo que tantas veces me he cuestionado en mi vida, ¿en qué momento dejamos de ser niños para convertirnos en adultos?

Atrévete a ser feliz, disfruta de la vida, quiérete, valórate...la pena no atrae a nadie, a la gente le gusta las personas felices. "Tómate tu tiempo para soñar, descubrir, disfrutar, invitar, reír, saborear, imaginar, sentir, vivir...".Disfruta de lo que tienes, aprovecha cada instante como si fuera el último.

"Sé feliz, porque la piedra nunca es tan grande, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque la verdad... insiste, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te enseñan, y porque nadie es perfecto.

La vida siempre da una segunda oportunidad para todo y pone a cada uno donde debe estar"

Un abrazo,

Natalia Requena.

"El descubrimiento más grande de todos los tiempos es que una persona puede cambiar su futuro por un simple cambio de actitud" (Oprah Winfrey)