Páginas

Entradas populares

martes, 8 de diciembre de 2015

Diario de un camino (7)




Alicante, 16 de octubre de 2015

Ahí van las sensaciones de mis peregrinos:

"El camino te da en la medida en la que entregues... el mío ha sido exactamente lo que tendría que ser... lo que me llevo es confiar... confía y todo saldrá bien, sal de tu zona de confort.. ¡ARRIESGA! las cosas maravillosas de la vida aparecen en ese momento" ( Juan Antonio Malaguita).

"En este mi tercer camino "completo" el camino francés. Sin embargo, quedan abiertas las puertas a seguir con las motivaciones personales por las que inicié esta aventura personal, personal aunque transferible, pues puedes impregnarla para siempre de experiencias, de emociones, de sentimientos, de historias de vida, propias y ajenas. El Camino representa la simplicidad de la vida real, aunque también da lugar a complicaciones no previstas. Prometo intentar mantener el espíritu de la vida del camino, conservar la esencia de las experiencias vividas. Hasta Finisterre. Buen Camino." (Raquel).

"Ha sido un placer conoceros. No os olvidaré. Os quiero." (Óscar).

"Lo mejor del Camino la gente...¡qué bien!" (Montse).

"Tras acabar el camino solo me planteo cuando volver a caminar. Gracias." (Almu).

Esto que viene ahora lo ha escrito mi compañera de viaje, y amiga Raquel, he de decir, que cuando lo leí rompí a llorar:

"Volveré.

Sé que puedo experimentar las mismas sensaciones en cualquier parte del mundo, El Camino sólo te enseña cómo hacerlo, pero yo elijo volver.

Natalia, me pides que plasme en un escrito mí experiencia, hay algunas que no sería capaz de describir, no soy tan buena con las palabras como tu pero te contaré tres cosas:

La primera es que te estoy muy agradecida por haberme animado a hacer este viaje contigo, no podría haber tenido mejor compañera de viaje. Eres una persona extremadamente positiva y llena de vitalidad, eres de esas personas capaces de apreciar pequeños detalles convirtiendo un pequeño acto algo especial.

La segunda es que me impresionó como Juanan y Jaime no desistieron en acabar el viaje junto a nosotras, "hemos empezado juntos y acabaremos juntos" dijeron, aun a riesgo de perderse La Misa del Peregrino que anhelaban por nuestro ritmo. Creo que El Camino saca la parte más bondadosa y solidaria de cada uno de nosotros y la fortaleza!!! porque también hay que decir que por ellos nosotras nos esforzamos en llegar en plazo y forma!!!

Y la tercera Natalia. Sin problemas en los que pensar, sin necesidad de encontrarme a mí misma porque se dónde estoy, sin una fe que me mueva a enrolarme en este tipo de experiencias. No tenía ningún objetivo concreto con este viaje, pero he disfrutado de cada paso que dábamos, de cada persona con la que nos hemos cruzado, de cada risa que he compartido contigo y con otros, de la experiencia de mirar atrás para ver con orgullo el camino recorrido y al frente con ilusión y confianza en que lo conseguiríamos, confianza a veces propia a veces inyectada en vena por ti (Así debería ser la vida, un pasado lleno de orgullo y un futuro lleno de ilusión y confianza)

Lo dicho, volveré y si es posible contigo." 

Muchísimas gracias a todos los que nos han acompañado en este viaje, todos habéis contribuido a que crezca mejor como persona, a que sea capaz de ver la vida tal y como es bella. Gracias a todos los que han creído en nosotras, y, en especial a ti Raquel, que una vez más has hecho posible una de mis aventuras, y las que nos quedan por vivir, también volvería contigo. La próxima Formentera.

Un abrazo,

Natalia Requena.

Tal vez no tenga la vida que soñé, desde luego, ni la que hubiese imaginado, de hecho ni por asomo, pero si que tengo claro, que no voy a patalear, no salieron las cosas como quería.. si.. pero lo que me queda por vivir se que va ser extraordinario porque pondré todo mi empeño y mi corazón para que así sea.



 

Diario de un camino (6)



Santiago De Compostela, 15 de octubre de 2015

Nos hemos despertado satisfechas, llenas de vida, orgullosas de haberlo conseguido. Vamos a salir a pasear por la ciudad, no tendremos mucho tiempo para ver Santiago, así que, habrá que volver. Regreso a Alicante con más fuerza que nunca, he descubierto muchas cosas de mi misma que desconocía o más bien estaban escondidas, y aunque la decisión que me quedaba por tomar es muy dura, no hay más opciones.

"A veces la persona que cuida de todo el mundo también necesita que la cuiden".

Somos más fuertes de lo que creemos. De hecho, al final te das cuenta que no eres la más débil, incluso aquellas personas que creías que eran más fuertes que tú, también tienen sus debilidades. Descubres que todos más tarde o más temprano llegamos al mismo sitio, no corras, disfruta del camino, y sobre todo, se la mejor versión de ti mismo.

"No te compares con nadie, ten la cabeza en alto y recuerda: no eres ni mejor ni peor, simplemente eres TÚ y eso nadie lo puede superar".

El camino es disfrutar, pensar, conocer a otras personas, descubrirte a ti mismo... todos tenemos nuestra propia historia.

Se me olvidó recomendar que es muy importante, el tema de las botas, que como en todo hay discrepancias, no las probé ni caminé antes con ellas, ni compré un número más, lo que si hice lo mismo que hago cuando compro calzado para mi hijo, si me cabe el dedo entre la bota y el talón, es la buena.

Ayer pedí a algunos peregrinos que me escribieran las sensaciones que han tenido durante el camino, que en la próxima entrada publicaré.

Ya en el avión, dirección a Alicante...

Buen camino.

Un abrazo,

Natalia Requena.

Pd: ¡no os olvidéis de la crema solar!.