Páginas

Entradas populares

Mostrando entradas con la etiqueta crecimiento personal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta crecimiento personal. Mostrar todas las entradas

miércoles, 27 de abril de 2016

Jefes tóxicos


He pensado mucho en publicar o no esta entrada, no tiene nada que ver con lo que conozco , pero llevaba tiempo dándole vueltas a la idea, y al final he decidido publicarla.

¿Por qué muchos jefes tratan mal a sus empleados? Siempre pienso lo mismo no sólo en los jefes sino en cualquiera que tiene un mal comportamiento por así decirlo, es  por falta de seguridad y autoestima. He estado recopilando información que os mostraré a continuación, espero aportar mi granito de arena a esta vida loca.

"Un jefe tóxico es un jefe que trata mal a sus empleados sin ninguna razón, es la persona que no valora a sus trabajadores, los ignora, los hace sentir mal o crea, de una forma u otra un mal ambiente de trabajo".

Características de un jefe tóxico:
  • Grita.
  • No sabe comunicarse.
  • Es autoritario y piensa que siempre tiene la razón.
  • Actúa a la defensiva.
  • No es de confianza
  • Es irresponsable.
  • Cree que es el único que trabaja.
  • Se considera imprescindible.
Si no sabes lo que quieres es muy poco probable que tus empleados sepan lo que tienen que hacer. No des por hecho que todo lo saben. Si los tratas mal se bloquean, no rinden, no porque no sepan hacer bien su trabajo, sino porque se desmotivan, y,  en muchos casos no saben lo que tienen que hacer. Eres tú el que debes organizar su trabajo, darles unas pautas, y tener claro que es lo que tienen que hacer, por supuesto, tienen que ser autónomos, pero si cada segundo cambias de opinión, ellos se pierden. A lo mejor, deberías plantearte si tú sabes por donde vas, es como un capitán de barco, si no sabe el rumbo...¿hacia dónde va a ir su tripulación? pues lo mismo para dirigir una empresa... tiene que ser clave hacia donde vas, los demás te seguirán... un buen jefe es un líder, y, si confían en ti te seguirán con una fe ciega.
¿Cómo actuar?

Creo que en estos casos lo mejor es una buena actitud e intentar ser muy positivos, aunque a veces cuesta y mucho. Debemos controlar el temperamento y las emociones, pero sin dejarnos pisotear, no estamos en el colegio, no nos tiene que tratar como a niños. Ni tampoco son nuestros padres.

Sobre todo, no discutas con él, y, nunca te lo tomes como algo personal. Intenta hacer bien tu trabajo, mira a ver en que puedes mejorar. Averigua cómo es tu jefe, todos somos humanos, empatiza e intenta ver lo bueno que hay en él,  así aprenderás a sobrellevarlo. Actúa con humildad.  Sé que es muy complicado, pero sobre todo evita entrar en bucle. Deberías identificar tus puntos fuertes y débiles, los fuertes potenciarlos, y los débiles intentar mejorarlos.

Entiendo que están sobrecargados, también tendrán problemas con sus superiores. Pero también sé que se consigue mucho más con buenas maneras, y haciendo sentir bien a la gente. Todos tenemos que aprender, tirar para adelante y,  nunca dejar de luchar.

Lógicamente, si ves que no puedes más tendrás que buscarte otro trabajo, porque sólo se vive una vez.

Estos últimos meses  he visto cosas que no me han gustado nada, y siempre digo lo mismo es un problema de actitud, pero después de haber pasado unos días maravillosos rodeada de familia y amigos, me vuelvo a replantear mi vida y mis prioridades, sin buscar culpables ni responsables pero he tenido mucho que ver en lo que me ha pasado. La vida es eso... seguir adelante, caerse, levantarse, no permitir que nadie nos pare, y tener siempre la certeza de que todo va a ir bien.

¡Muchas gracias por leerme!

Un abrazo,

Natalia Requena Rugero.

Desde hace algún tiempo me hago la misma pregunta, qué necesita el ser humano para no cometer los mismos errores constantemente, ¿habrá alguna ley divina que hará que se repitan las mismas historias hasta qué aprendamos la lección?....


Fuente: gestion.org







lunes, 29 de febrero de 2016

Definiendo mi futuro


 
 
"¿Qué debería hacer cuando me siento triste?
Algo maravilloso es sonreír a tu tristeza. Esta es una práctica muy simple pero tiene gran efecto. Tu sonrisa es como un rayo de sol. Puede haber un rayo de sol con la lluvia. Puedes sonreír y llorar al mismo tiempo, y será como si estuvieras haciendo un arco iris.
Thich Nhat Hanh."
¿Destino o casualidad?
Qué caprichoso puede llegar a ser el destino cuando te encuentras en el lugar erróneo y en el momento inadecuado, y cuando no hacemos caso de las señales, una vocecita me decía que me tenía que marchar. El destino o la casualidad quiso que parase un tiempo, por ahí dicen que todo ocurre por algo, llevaba tiempo dándome cuenta que tenía que parar, reflexionar, y tomar un rumbo, y,  por alguna razón inexplicable a mi todo me pasa junto, de alguna manera creo que  es mejor así, y se pasa todo de golpe.
Los psicólogos dicen que la muerte de un ser querido, un divorcio, una mudanza y la pérdida de empleo son las situaciones más estresantes, y a mi me han pasado tres de ellas juntas.
Estoy en ese punto definiendo mi futuro. Por primera vez tengo una sensación de descontrol, no tengo control de nada, solamente Fe y Esperanza de que todo va a ir bien. Pero como soy de las personas que creo que todo depende de nosotros mismos, voy a empezar a definir mi futuro, pasos cortos pero firmes.
He empezado retomando viejas costumbres que siempre me han ayudado: poner flores frescas en casa, comer mucha fruta, tener chocolate a mano, pasear, bailar (evidentemente por ahora no), leer (es la mejor terapia para alejar los pensamientos negativos), ponerme ropa con alegres colores, y cuanto peor te sientas más guapa has de ponerte, no para gustarle a nadie, ¡sólo para ti!, eso si sin parecer un payaso. ¡Invierte en ti!
¡Qué tengáis un buen comienzo de semana!.
Un abrazo,
Natalia Requena.
 
 
 




 

 
 

lunes, 23 de noviembre de 2015

Diario de un camino (1)






"Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontas ese sufrimiento" Viktor Frankl.

Mis primeras conclusiones:

  • Vivir el presente.
  • Aceptar lo ocurrido, y liberarme de la culpa.
  • Aprender de todo y elegir en cada momento la vida que quiero tener.
  • Perdonar.
  • Visualizar el futuro que quiero.
  • Ser consciente de que somos responsables de nuestros actos y de nuestra vida.

Sarria, 10 de  octubre de 2015

1ª etapa Sarria-Portomarín   (22,4 km)

Hemos madrugado bastante, es cierto que acabamos de empezar, pero el primer trayecto ha sido precioso, unos paisajes hermosos, un olor a limpio, a campo, y las vistas grandiosas. Es inevitable al ir caminando que te vengan recuerdos, y sé, que me podré caer un millón de veces pero también estoy segura que me levantaré con más fuerza, ¡podemos!, ¿sabes? puedes hacer cualquier cosa que te propongas.

Esto empieza a ser un camino muy espiritual, sigo admirando el silencio de las personas, me pierdo en mis pensamientos, en mis recuerdos, pero aún así estoy disfrutando del camino, de sus gentes, de mi amiga, de la vida.

Primera parte de esta etapa, todo bien, no nos duele nada, ya sé que muchos pensarán que acabamos de empezar pero no hay que perder la ilusión, de hecho hay que tenerla siempre para cualquier ámbito de la vida, sino es como si no estuviésemos vivos. ¡Me siento plena!.

¡El silencio! ¡cuánta falta me hacía!. Generalmente siempre estoy escuchando música a todas horas, y así evito muchos pensamientos, sin darme cuenta, que si no los afronto nunca podré pasar página.

¡Ya hemos llegado!, lo hemos conseguido, nuestros pies intactos, como cuando empezamos, el miedo es el que paraliza, si alejamos nuestros miedos, todo resulta más fácil.

Buen camino.

Un abrazo,

Natalia Requena.






 

¡Si puedes soñarlo puedes lograrlo!






Alicante, 8 de octubre de 2015

Como siempre los últimos detalles para el final, tenía más o menos todo preparado, pero me faltaba preparar la mochila. Estoy ansiosa por el viaje, he de reconocer que tengo muchas ganas y, a la vez mucho miedo.

He vaciado varias veces la mochila, lo que me preocupa es el peso, no caminar, vuelvo a seleccionar, y, para adelante, no llega a los 5 kg, al final 6,5kg ( aconsejan máximo un 10% de nuestro peso).

Recomiendan llevar lo siguiente:
  • Mochila, elegir bien, porque es la que más puede ocasionarnos problemas en los pies, no cargarla demasiado, con la mía me he pasado.
  • Un botiquín que contenga: betadine, espadradapo, gasas, vaselina, ibuprofeno y paracetamol.
  • Dos mudas y, una para dormir.
  • Gorra.
  • Forro polar.
  • Gafas de sol.
  • Bastón.
  • Un par de calcetines de repuesto.
  • Chubasquero y polainas.
  • Gel, toalla, peine y chanclas.
  • Saco de dormir.

Espero que os haya servido de ayuda. Mañana más y mejor.

Un abrazo,

Natalia Requena.
 



sábado, 21 de noviembre de 2015

Toda aventura comienza con un SI





 





Alicante, 3 de octubre de 2015


Todo empezó como siempre con un sueño, un mensaje, y a los tres días una llamada que decía: "lo he pensado nos vamos".


De este viaje espero:
  • Encontrarme a mi misma.
  • Ser más paciente y menos impulsiva.
  • Recuperar el control de mi vida
  • Afianzar mi amistad con mi compañera de viaje.
Lo que más me ha sorprendido cuando hemos comentado que íbamos a hacer El Camino de Santiago , es que muy pocas personas, lo hayan hecho o no, sobre todo las que no, dato curioso, nos muestran sus apectos negativos. Esto me recuerda cuando estaba embarazada, ¡nunca había escuchado historias de partos tan terribles!, y después no fue para tanto.

Cierto es, que soy una persona que enseguida me vengo arriba, y no veo el peligro, a mi me ha funcionado, he de decir, que tanto miedo, no has hecho informarnos de lo que nos podíamos encontrar, y, al fin y al cabo, el saber no ocupa lugar.

Una persona a la que aprecio mucho me dijo que era una gran experiencia, y, me transmitió el entusiasmo y el empuje para hacerlo, y su consejo  final fue estupendo: "¡Disfruta de la aventura!, no sirven recomendaciones, descúbrete  tú misma y a ti misma!" ¡Genial!.

Vamos a intentar ser lo más realistas posibles, conscientes de lo que nos podemos encontrar, pero estoy segura de que va a ser una experiencia maravillosa, que lo vamos a pasar estupendamente, si habrá momentos "chungos" pero nos ayudará a crecer como personas.

Aunque me cueste reconocerlo, siempre me lo dejo todo para el final. En esta ocasión me he informado más, y, sobre todo son las ganas de emprender esta aventura personal, y siempre digo hace más el que quiere que el que puede. He de decir, también, que mi amiga y compañera de viaje Raquel, se ha encargado de todo, y mi primo Dani me ha proporcionado practicamente todo lo que necesito. Como dice mi amiga, "esta vez seremos nosotras las que lo contemos".

Me sorprendo a mi misma cinco días antes organizándolo todo, me siento orgullosa, ilusionada y entusiasmada.

Voy a transmitir tal cual todos los días, aunque no lo publique en el acto, lo que implica que mi cuaderno de viajera, también viene.

Muchísimas gracias a mis compis de trabajo, que me han animado un montón, a mi primo Dani, y a mi amiga Raquel.

¡Empieza la aventura!.
.
Un abrazo,

Natalia Requena.

jueves, 1 de enero de 2015

Feliz año 2015






Cuando terminé de publicar la anterior entrada, Decisiones con plena consciencia, me di cuenta que ni me había despedido ni os había dado las gracias. Esto me hizo reflexionar de lo deprisa que vamos, no nos paramos a pensar, no disfrutamos de las pequeñas cosas como un amanecer, un paseo por la playa, el agua que cae del grifo (aunque lo veamos tan normal abrir el grifo y que caiga el agua, es un lujo, en muchos lugares del mundo no tienen agua potable, por este motivo, no deberíamos malgastar ni una gota), la risa de un niño...hay una infinidad de cosas hermosas que con simplemente mirarlas nos harían mantener la atención plena en el  presente y disfrutarlo tal cual es, el único momento real. Llevo más de quince años pasando por el mismo sitio, y nunca me había fijado y disfrutado de la hermosa imagen del Castillo de Alicante, y me di cuenta que en muchas ocasiones estoy atrapada en mis preocupaciones y en mis pensamientos,  me pierdo en el pasado y en el futuro, no disfruto del presente, se me escapan lugares y situaciones hermosas, y es tan simple como pensar que en este momento todo va bien.

Aprovecho este post para felicitaros el año nuevo, y agradeceros de todo corazón que me leáis, muchas gracias por vuestras críticas constructivas, y por vuestros mensajes de apoyo, sin vosotros esto no sería posible.

¡Qué tengáis un estupendo comienzo de año!... y ya sabéis, escribir vuestra propia historia.

Un abrazo,

Natalia Requena.


domingo, 30 de noviembre de 2014

La importancia de no dejarse las cosas a medias (2ª parte)





Lo prometido es deuda.

Esta segunda entrada, era la que iba a escribir primero, como comenté en la anterior fue mi hijo el que me dio la idea, esta vez no quería hablar de mi vida privada, se lo comenté a Daniel, y, me dijo que me documentara del tema. Eso es lo que he hecho, aunque en todas mis entradas siempre le doy un toque personal, esta vez voy a ser más escueta.

A continuación os mostraré lo que he ido encontrando, como siempre espero que os sirva de gran ayuda:

Divide la atención: si tienes algo a medias e intentas hacer otra cosa, tendrás un ojo en cada cosa. No podrás poner toda tu atención (lo más grande que tienes) en lo siguiente que hagas.

Es un retraso disfrazado: dejar una tarea a medias es diferir un "problema". Es un frente abierto que tarde o temprano volverá sobre nosotros. Y seguramente en el peor momento.

Da sensación de no avanzar: una tarea terminada es una tarea tachada que da sensación real de progreso y resultados. Muchas tareas a medias dan sensación real de bloqueo.

Aumenta el agobio: cuantas más cosas a medias pendientes, más sensación de agobio y ansiedad. Y es posible que estrés.

Impide empezar cosas nuevas: cuando cierras una puerta puedes abrir otra (proyectos…) con más confianza. Pero si tienes muchas a medio cerrar nunca te verás con la seguridad para empezar cosas nuevas. Las cosas nuevas te hacen crecer y aprender. Las viejas a medias no.

Te acostumbras a ello: como cualquier mal hábito, a base de repetirlo va creciendo en forma de espiral y acostumbrándonos a hacer las cosas así. Dentro de unos años, será todavía peor.

"Es importante hacer frente a este estilo de vida en la adolescencia, porque se puede acabar convirtiendo en modo de vida crónico y frustrante en la edad adulta. Para acabar con la inactividad y la postergación de tareas, se recomienda:

1. Aprender a lograr un equilibrio cotidiano entre las acciones que se perciben como obligaciones o deberes (como limpiar o estudiar) y las cosas que se hacen y se perciben como "deseos" (por ejemplo salir con los amigos, ir al fútbol o practicar aeróbic). Por ello, es necesario planificar actividades que cada persona perciba deseos, hobbies o pasatiempos.

2. Introducir actividades gratificantes en la rutina diaria. Las personas sometidas a situaciones de poca estimulación, ambiente y vida monótona, y bajo nivel de actividad son propensas a sufrir trastornos del estado de ánimo y de ansiedad. La sensación de "no hacer nada", puede provocar sensación de estancamiento, desasosiego e intranquilidad. Un nivel adecuado de actividad está relacionado con un buen estado de ánimo.".

De los objetivos que me había propuesto, lógicamente no los he cumplido todos, como dice Nicolás que buscando un objetivo te puedes dar cuenta de que hay otros, eso es lo que me ha pasado con el baile, ahora también estoy haciendo danza contemporánea,  me hace sentir libre. La parte de no juzgar y ser mejor persona me cuesta, seguiré intentándolo, y seguramente lo conseguiré, tengo que añadir otra cosa que soy excesivamente impulsiva, y esto tengo que controlarlo, respirar hondo y contar hasta diez antes de decir algo, que probablemente media hora más tarde me arrepentiré, siempre todos nuestros actos tienen consecuencias y esto no hay que olvidarlo, para antes de seguir, reflexiona cuenta y sigue. Seguramente no tendrá tanta importancia como pensabas, y seguro que dirás merece la pena, fastidiar este momento por eso… todo tiene solución.

Me planteó muchas veces si hay gente mala en el mundo, y he llegado a la conclusión de que no, son las menos, pero hacen más ruido, creo que son personas que realmente no saben lo que hacen, tal vez haya algunas que si, pero son las menos, porque si fuésemos conscientes del daño que ocasionamos con nuestros actos, más de uno actuaría de manera diferente.

Generalmente, siempre doy un toque de ánimo y de positividad a mis entradas, pero he pasado una semana horrible, como hacía tiempo que no pasaba, estaba agotada psicológicamente. No entendía  muchas cosas que estaban pasando a mi alrededor, y la situación os iba a poner que me estaba superando, pero mientras escribía miraba a mi niño, y esto a mi no me supera. Me gustaría comprender y olvidar, pero es realmente difícil, así que he optado por aceptar, sacar el lado positivo, seguir adelante, y sobre todas las cosas, respetarme a mi misma.

 
Hoy casualmente he encontrado esto que me está ayudando y espero ayudar a otras personas:

· Piensa menos, siente más.

· Frunce menos, ríe más.

· Habla menos, escucha más.

· Juzga menos, acepta más.

· Mira menos, haz más.

· Quéjate menos, aprende más.

· Tiene menos, ama más.

Un abrazo,

Natalia Requena.

PD: Haz de tu casa un hogar, vacíala de cosas, límpiala, y así, vaciarás tu mente. Como dice mi amiga siempre que puedas disfrútala. ¡Esto también lo he conseguido¡. Esta entrada se la dedico a mi hermana, te quiero Vic.





sábado, 18 de octubre de 2014

La importancia de no dejarse las cosas a medias (1ª parte)







Después de un largo periodo sin escribir e intentando asentar las ideas empiezo mi entrada con un nuevo cuaderno de viajera, uno muy especial, y lo es, por varias razones, pero la más importante es que me lo han regalado unas bellísimas personas, que en este momento no podría prescindir de ninguna de ellas.



En este momento de mi vida me siento realmente afortunada por tener tanta gente que me arropa y se preocupa por mí,  algunas las conozco de toda la vida, otras no. De hecho hace más de un año, he recuperado tres amistades, una de la infancia, otra del instituto, y otra de la Universidad, han sabido cada una a su manera, que vea a través de otros ojos, porque a veces estamos ciegos, la cabeza en ocasiones juega malas pasadas, y lo han hecho con un amor incondicional.

El contenido de este post se le ocurrió a mi hijo, no quería hacer esta entrada muy personal más bien quería documentarme,  pero entonces no sería yo…, y hay algo más genuino y brillante que ser uno mismo, mostrarse al mundo tal y como eres, sin vergüenza….abriendo tu alma. Al final he escrito dos entradas, esta y otra que la publicaré en breve con los contenidos que he ido encontrando.

A lo largo de mi vida he empezado muchas cosas , me paro a pensar y, no he terminado ninguna.  Soy una persona muy indecisa, esto hace que tome la decisión que tome siempre pienso que es errónea.

La vida resulta mucho más sencilla cuando uno tiene claro lo que quiero hacer, tienes un objetivo concreto, y vas a por él.

Recuerdo que decidí la carrera universitaria en la cola de la prescripción, y no porque tuviera una mala nota sino porque no sabía qué hacer… y no la terminé porque me aburría, como todo lo que hago, empiezo con mucho entusiasmo y pasa el tiempo de la novedad y me aburre, un año después de abandonar los estudios los retomé, otra carrera más corta para terminar pronto. Todo esto crea insatisfacción, y al final bajada de autoestima.

Hay que hacer cosas, que nos hagan felices y nos creen satisfacción por eso he vuelto a bailar, que también era una de mis tareas pendientes, empecé hace un año, y ahora que dispongo de más tiempo voy a una academia, no para hacerme bailadora profesional ni mucho menos, sino para sentirme mejor.

Animo a todos aquellos que se dejaron temas pendientes que los terminen, a buscar un sentido a la vida, pero mientras tanto como decía Rafael Vidac, espera en movimiento, se muy feliz y disfruta con lo que hagas, sea lo que sea, pon toda tu atención, energía y mucho amor, porque la felicidad no está en nada externo sean personas o cosas, sino en uno mismo. Aprende a distinguir que situaciones puedes cambiar y cuáles no.

Hace algún tiempo dejé de lado algo que durante años fue muy importante para mí, lo abandoné y, lo más triste es que me abandoné a mí misma, y los compromisos están para cumplirlos, porque aunque cambiemos de actividad o de personas, si nuestros problemas internos no los hemos resuelto irán con nosotros haya donde vayamos o con las personas que estemos. Ahora también lo he retomado con otra actitud, con mucha más fuerza y ganas, y sobre todo con muchísimo amor. Cuando amas lo que haces nada puede ir mal.

Hace un par de días leí en la página web de  Una mente maravillosa que hay momentos en la vida que nos cuesta más levantarnos de la cama, y tirar hacia adelante,  la mejor forma de afrontar los problemas es "saliendo de la cama y empezando bien el día, y para ello nos daban los siguientes consejos:

  • Toma un rico desayuno.
  • Lee un libro y dejas las noticias para después.
  • Medita.
  • Haz ejercicio.
  • Vestirse bien.
  • Confía en ti mismo.

  •  
    Como dice en este artículo tomaré conciencia plena de mi cuerpo y de mi mente, y sobre todo tendré en cuenta que siempre "elegimos nuestros pensamientos". Para ello me he propuesto:
    1. Bailar.
    2. Ponerme linda todos los días.
    3. Hacer mi trabajo lo mejor posible, intentado siempre mejorar, dar un buen servicio, y aprender.
    4. Ser mejor persona.
    5. No criticar.
    6. Pasar más tiempo en casa.
    7. Como dice mi amiga Isabel ver una actuación de Sara Baras.
    8. Ser muy feliz.
    9. Dar gracias a la vida, simplemente por el hecho de vivir.

    Siento que empieza una nueva etapa en mi vida más clara y sencilla.


    Gracias a todos por leerme, por darme ánimos y sobre todo, por estar ahí siempre que os necesito.

    Un abrazo,

    Natalia Requena.

    PD: os dejo un enlace de una amiga, tiene cosas monísimas Abalorios Atrapasueños.