Páginas

Entradas populares

Mostrando entradas con la etiqueta una mente maravillosa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta una mente maravillosa. Mostrar todas las entradas

lunes, 23 de mayo de 2016

Educar con amor


 
Es cierto que últimamente no sigo un patrón con mis entradas, me muevo por impulsos, no sé si será bueno o malo ser tan espontánea la cuestión es que soy así. La idea de esta entrada me la dio mi hijo, cuando me preguntó con tristeza, que no entendía por qué siempre estaba contenta cómo si fuese algo malo, me dejó sin palabras. Está claro que cada uno en esta vida tiene unas motivaciones, unas circunstancias....no voy a  juzgar a nadie porque no sé cómo actuaría en dichas situaciones, pero lo que si que tengo claro que todos los niños, son diamantes en bruto,  según como los tratemos así crecerán, somos sus guías, sus ejemplos, necesitan un rumbo, sino se sienten perdidos,  en la mayoría de casos, todos los hijos ven a sus padres como ídolos,  seguirán nuestros pasos... y lo más triste que harán cualquier cosa por no defraudarnos.

 
Creo que lo comenté en otra entrada, que había leído que cuando son bebés hay que dejarlos llorar para que no se acostumbren, ¡qué barbaridad! tírate una hora llorando, y ya verás como caes rendido.

 
Es muy importante que tengan límites, hábitos, y obligaciones adaptadas a su edad. No olvidemos que son niños, tienen que jugar, divertirse, imaginar, reír....a muchos adultos también les vendría bien, ¿cuándo fue la última vez que saltaste en una cama elástica?. Son esponjas harán lo que vean a su alrededor. 

 
Es cierto que vivimos en un mundo muy materialista,  regalándoles de todo, ni lo valoran ni tienen ilusión por nada,  porque está todo al alcance de sus manos. Necesitan más atención, más tiempo de calidad, viajar, ir al campo, visitar granjas, subir montañas, navegar, ver atardeceres y amaneceres... que se sorprendan de los milagros que tiene la vida. Tienen que aprender a vivir.

 
Para mi educar con amor es:

  • Confiar en ellos.
  • Hablarles mucho y con respeto.
  • Ayudarles a expresar sus emociones y que canalicen sus sentimientos.
  • Preocuparnos por ellos.
  • Reconocer que nos equivocamos, y pedirles perdón cuando sea necesario.
  • Dedicarles tiempo
  • Enseñarles respeto por los demás.
  • No proyectar nuestras expectativas y frustraciones en ellos.
  • Ser un buen ejemplo a seguir
  • Enseñarles a ser humildes y agradecidos.
  • Todos tienen un don o una pasión, ayúdales a encontrarla y a desarrollarla.
  • Edúcales para que puedan resolver sus problemas pacíficamente, que sepan diferenciar lo que pueden solucionar de lo que tienen que aceptar.
  • Muéstrales que con una actitud positiva, la vida será más fácil y serán más felices.
  • Muchas dosis de paciencia.

 

 Este vídeo se lo puse a mi hijo... y su cara me lo dijo todo....Corre, vuela, no te detengas, ahora siempre le digo, corre, vuela, no te detengas, que si no lo consigues estaré ahí para ti.

Un abrazo,

Natalia.

sábado, 18 de octubre de 2014

La importancia de no dejarse las cosas a medias (1ª parte)







Después de un largo periodo sin escribir e intentando asentar las ideas empiezo mi entrada con un nuevo cuaderno de viajera, uno muy especial, y lo es, por varias razones, pero la más importante es que me lo han regalado unas bellísimas personas, que en este momento no podría prescindir de ninguna de ellas.



En este momento de mi vida me siento realmente afortunada por tener tanta gente que me arropa y se preocupa por mí,  algunas las conozco de toda la vida, otras no. De hecho hace más de un año, he recuperado tres amistades, una de la infancia, otra del instituto, y otra de la Universidad, han sabido cada una a su manera, que vea a través de otros ojos, porque a veces estamos ciegos, la cabeza en ocasiones juega malas pasadas, y lo han hecho con un amor incondicional.

El contenido de este post se le ocurrió a mi hijo, no quería hacer esta entrada muy personal más bien quería documentarme,  pero entonces no sería yo…, y hay algo más genuino y brillante que ser uno mismo, mostrarse al mundo tal y como eres, sin vergüenza….abriendo tu alma. Al final he escrito dos entradas, esta y otra que la publicaré en breve con los contenidos que he ido encontrando.

A lo largo de mi vida he empezado muchas cosas , me paro a pensar y, no he terminado ninguna.  Soy una persona muy indecisa, esto hace que tome la decisión que tome siempre pienso que es errónea.

La vida resulta mucho más sencilla cuando uno tiene claro lo que quiero hacer, tienes un objetivo concreto, y vas a por él.

Recuerdo que decidí la carrera universitaria en la cola de la prescripción, y no porque tuviera una mala nota sino porque no sabía qué hacer… y no la terminé porque me aburría, como todo lo que hago, empiezo con mucho entusiasmo y pasa el tiempo de la novedad y me aburre, un año después de abandonar los estudios los retomé, otra carrera más corta para terminar pronto. Todo esto crea insatisfacción, y al final bajada de autoestima.

Hay que hacer cosas, que nos hagan felices y nos creen satisfacción por eso he vuelto a bailar, que también era una de mis tareas pendientes, empecé hace un año, y ahora que dispongo de más tiempo voy a una academia, no para hacerme bailadora profesional ni mucho menos, sino para sentirme mejor.

Animo a todos aquellos que se dejaron temas pendientes que los terminen, a buscar un sentido a la vida, pero mientras tanto como decía Rafael Vidac, espera en movimiento, se muy feliz y disfruta con lo que hagas, sea lo que sea, pon toda tu atención, energía y mucho amor, porque la felicidad no está en nada externo sean personas o cosas, sino en uno mismo. Aprende a distinguir que situaciones puedes cambiar y cuáles no.

Hace algún tiempo dejé de lado algo que durante años fue muy importante para mí, lo abandoné y, lo más triste es que me abandoné a mí misma, y los compromisos están para cumplirlos, porque aunque cambiemos de actividad o de personas, si nuestros problemas internos no los hemos resuelto irán con nosotros haya donde vayamos o con las personas que estemos. Ahora también lo he retomado con otra actitud, con mucha más fuerza y ganas, y sobre todo con muchísimo amor. Cuando amas lo que haces nada puede ir mal.

Hace un par de días leí en la página web de  Una mente maravillosa que hay momentos en la vida que nos cuesta más levantarnos de la cama, y tirar hacia adelante,  la mejor forma de afrontar los problemas es "saliendo de la cama y empezando bien el día, y para ello nos daban los siguientes consejos:

  • Toma un rico desayuno.
  • Lee un libro y dejas las noticias para después.
  • Medita.
  • Haz ejercicio.
  • Vestirse bien.
  • Confía en ti mismo.

  •  
    Como dice en este artículo tomaré conciencia plena de mi cuerpo y de mi mente, y sobre todo tendré en cuenta que siempre "elegimos nuestros pensamientos". Para ello me he propuesto:
    1. Bailar.
    2. Ponerme linda todos los días.
    3. Hacer mi trabajo lo mejor posible, intentado siempre mejorar, dar un buen servicio, y aprender.
    4. Ser mejor persona.
    5. No criticar.
    6. Pasar más tiempo en casa.
    7. Como dice mi amiga Isabel ver una actuación de Sara Baras.
    8. Ser muy feliz.
    9. Dar gracias a la vida, simplemente por el hecho de vivir.

    Siento que empieza una nueva etapa en mi vida más clara y sencilla.


    Gracias a todos por leerme, por darme ánimos y sobre todo, por estar ahí siempre que os necesito.

    Un abrazo,

    Natalia Requena.

    PD: os dejo un enlace de una amiga, tiene cosas monísimas Abalorios Atrapasueños.