Páginas

Entradas populares

martes, 8 de diciembre de 2015

Diario de un camino (7)




Alicante, 16 de octubre de 2015

Ahí van las sensaciones de mis peregrinos:

"El camino te da en la medida en la que entregues... el mío ha sido exactamente lo que tendría que ser... lo que me llevo es confiar... confía y todo saldrá bien, sal de tu zona de confort.. ¡ARRIESGA! las cosas maravillosas de la vida aparecen en ese momento" ( Juan Antonio Malaguita).

"En este mi tercer camino "completo" el camino francés. Sin embargo, quedan abiertas las puertas a seguir con las motivaciones personales por las que inicié esta aventura personal, personal aunque transferible, pues puedes impregnarla para siempre de experiencias, de emociones, de sentimientos, de historias de vida, propias y ajenas. El Camino representa la simplicidad de la vida real, aunque también da lugar a complicaciones no previstas. Prometo intentar mantener el espíritu de la vida del camino, conservar la esencia de las experiencias vividas. Hasta Finisterre. Buen Camino." (Raquel).

"Ha sido un placer conoceros. No os olvidaré. Os quiero." (Óscar).

"Lo mejor del Camino la gente...¡qué bien!" (Montse).

"Tras acabar el camino solo me planteo cuando volver a caminar. Gracias." (Almu).

Esto que viene ahora lo ha escrito mi compañera de viaje, y amiga Raquel, he de decir, que cuando lo leí rompí a llorar:

"Volveré.

Sé que puedo experimentar las mismas sensaciones en cualquier parte del mundo, El Camino sólo te enseña cómo hacerlo, pero yo elijo volver.

Natalia, me pides que plasme en un escrito mí experiencia, hay algunas que no sería capaz de describir, no soy tan buena con las palabras como tu pero te contaré tres cosas:

La primera es que te estoy muy agradecida por haberme animado a hacer este viaje contigo, no podría haber tenido mejor compañera de viaje. Eres una persona extremadamente positiva y llena de vitalidad, eres de esas personas capaces de apreciar pequeños detalles convirtiendo un pequeño acto algo especial.

La segunda es que me impresionó como Juanan y Jaime no desistieron en acabar el viaje junto a nosotras, "hemos empezado juntos y acabaremos juntos" dijeron, aun a riesgo de perderse La Misa del Peregrino que anhelaban por nuestro ritmo. Creo que El Camino saca la parte más bondadosa y solidaria de cada uno de nosotros y la fortaleza!!! porque también hay que decir que por ellos nosotras nos esforzamos en llegar en plazo y forma!!!

Y la tercera Natalia. Sin problemas en los que pensar, sin necesidad de encontrarme a mí misma porque se dónde estoy, sin una fe que me mueva a enrolarme en este tipo de experiencias. No tenía ningún objetivo concreto con este viaje, pero he disfrutado de cada paso que dábamos, de cada persona con la que nos hemos cruzado, de cada risa que he compartido contigo y con otros, de la experiencia de mirar atrás para ver con orgullo el camino recorrido y al frente con ilusión y confianza en que lo conseguiríamos, confianza a veces propia a veces inyectada en vena por ti (Así debería ser la vida, un pasado lleno de orgullo y un futuro lleno de ilusión y confianza)

Lo dicho, volveré y si es posible contigo." 

Muchísimas gracias a todos los que nos han acompañado en este viaje, todos habéis contribuido a que crezca mejor como persona, a que sea capaz de ver la vida tal y como es bella. Gracias a todos los que han creído en nosotras, y, en especial a ti Raquel, que una vez más has hecho posible una de mis aventuras, y las que nos quedan por vivir, también volvería contigo. La próxima Formentera.

Un abrazo,

Natalia Requena.

Tal vez no tenga la vida que soñé, desde luego, ni la que hubiese imaginado, de hecho ni por asomo, pero si que tengo claro, que no voy a patalear, no salieron las cosas como quería.. si.. pero lo que me queda por vivir se que va ser extraordinario porque pondré todo mi empeño y mi corazón para que así sea.



 

Diario de un camino (6)



Santiago De Compostela, 15 de octubre de 2015

Nos hemos despertado satisfechas, llenas de vida, orgullosas de haberlo conseguido. Vamos a salir a pasear por la ciudad, no tendremos mucho tiempo para ver Santiago, así que, habrá que volver. Regreso a Alicante con más fuerza que nunca, he descubierto muchas cosas de mi misma que desconocía o más bien estaban escondidas, y aunque la decisión que me quedaba por tomar es muy dura, no hay más opciones.

"A veces la persona que cuida de todo el mundo también necesita que la cuiden".

Somos más fuertes de lo que creemos. De hecho, al final te das cuenta que no eres la más débil, incluso aquellas personas que creías que eran más fuertes que tú, también tienen sus debilidades. Descubres que todos más tarde o más temprano llegamos al mismo sitio, no corras, disfruta del camino, y sobre todo, se la mejor versión de ti mismo.

"No te compares con nadie, ten la cabeza en alto y recuerda: no eres ni mejor ni peor, simplemente eres TÚ y eso nadie lo puede superar".

El camino es disfrutar, pensar, conocer a otras personas, descubrirte a ti mismo... todos tenemos nuestra propia historia.

Se me olvidó recomendar que es muy importante, el tema de las botas, que como en todo hay discrepancias, no las probé ni caminé antes con ellas, ni compré un número más, lo que si hice lo mismo que hago cuando compro calzado para mi hijo, si me cabe el dedo entre la bota y el talón, es la buena.

Ayer pedí a algunos peregrinos que me escribieran las sensaciones que han tenido durante el camino, que en la próxima entrada publicaré.

Ya en el avión, dirección a Alicante...

Buen camino.

Un abrazo,

Natalia Requena.

Pd: ¡no os olvidéis de la crema solar!.

 

 

  

lunes, 23 de noviembre de 2015

Diario de un camino (5)



Pedrouzo, 14 de octubre de 2015

La idea de salir de noche, es porque tenemos mucha ilusión de llegar antes de las 12 para ver la misa del peregrino, no sé si llegaremos a tiempo, es el último día, estamos cansadas, pero si no lo intentamos, seguro que no lo logramos.

Nos despertamos a las 5 de la mañana para hacer nuestro último trayecto por la noche, caminar a estas horas ha sido una pasada, increíble, gracias al equipazo de gente que nos ayudó, porque la marcha ha sido a un ritmo mucho más rápido que las anteriores, cuando empezó a amanecer, parte del equipo,  subió el ritmo, nosotras no pudimos seguirlos, dos compañeros, Jaime y Juan Antonio, se quedaron con nosotras, y gracias a ellos lo conseguimos.

Es cierto que todos estos días no hemos tenido muchas complicaciones, nada de rozaduras ni ampollas, y con las ganas que han tenido estos muchachos hemos llegado a Monte Do Gozo, pero a partir de aquí, que ya se visualiza claramente Santiago, ha resultado más difícil, es la emoción por llegar, y sobre todo, la satisfacción de haberlo conseguido.

Llegamos antes de las 12, nos dio tiempo a dejar las mochilas, entrar a la Catedral de Santiago , y cuál fue mi sorpresa que vi volar el Botafumeiro, no lo esperábamos, de hecho el primer día que llegamos a Santiago, le dije a mi amiga que teníamos que volver porque algún día quería verlo, tienen fechas previstas para ponerlo en funcionamiento, luego nos enteramos que lo habían solicitado unos californianos y, habían pagado 450 euros. ¡Feliz de haberlo visto volar!.

Ya en Santiago, a disfrutar de la ciudad, a recoger la acreditación de peregrinas, de la mariscada y del albariño.

¡Qué día más grande! mi amiga me ha regalado la última noche en la Hospedería San Martín Pinario, impresionante pasar la noche en un monasterio del siglo XVI.

Al final te entra morriña de haber terminado.

Buen camino.

Un abrazo,

Natalia Requena.

"Amar no es mirarse el uno al otro, es mirar juntos en la misma dirección" Antoine De Saint Exupery.





Diario de un camino (4)




Arzúa, 13 de octubre de 2015

Nos estamos despertando bien pronto todos los días, haciendo balance del día de ayer, me viene a la mente la cantidad de frutas enormes que nos hemos ido encontrando durante el camino, las calabazas impresionantes, un color, naranja vivo, parecían de plástico, pero no, son reales, y castañas a montones. El pasado solamente sirve para mirar hacia atrás, y ver lo que hemos logrado, ni más ni menos. ¡Siempre adelante!. El que espera desespera, así que ya no espero nada de nadie, dejo fluir, porque lo que tenga que ser será, mientras tanto a vivir. A veces, estamos pendientes de personas que para ellas no somos nada, en cambio, si mirásemos a nuestro alrededor veríamos que hay muchas más que en creen en nosotros, y, para ellas somos su mundo. Me siento eternamente agradecida por poder vivir junto a mi amiga está gran experiencia.

"Tienes derecho a cometer errores si los demás no saben aceptarlos es su problema".

Habíamos leído que la etapa de ayer era la peor, la llaman la rompe-piernas, para mi por ahora ha sido la mejor con diferencia, hacía la tira de tiempo que no visitaba lugares tan hermosos.


Comenzamos a caminar, y nada más entrar, en el camino, nos encontramos al muchacho de ayer, me entró la risa, nos dijo: "¡vosotras, casi me voy a buscaros!", intentamos aclararle lo ocurrido, que desconocíamos lo que había, que otros peregrinos también nos lo habían dicho... y a partir de aquí, Jaime ha empezado a caminar con nosotras. Un muchacho muy hablador, alegre y simpático, ¡vaya lo que nos hace falta!.

Esta cuarta, y penúltima etapa, no está siendo tan dificultosa como pensábamos después de la de ayer, he de confesar que tengo una pequeña molestia en la rodilla izquierda, pero mis pies perfectos, de hecho cuando me preguntan me da vergüenza decir que estoy tan bien.

Múltiples sensaciones revolotean en mi mente, como decían por ahí, tristeza y a la vez alegría porque estamos a punto de terminar, y nos venimos arriba porque lo estamos consiguiendo. Estamos conociendo personas maravillosas, cada día que pasa, tengo más claro que volveré, cuándo, no lo sé. Nos han contado que se han cruzado con un grupo de lituanos que llevaban 7 meses caminando. Lo que pasa aquí no pasa en ningún sitio...

Me sigue sorprendiendo que contra todo pronóstico no nos está lloviendo, hace un día soleado y despejado. Seguimos caminando perfectamente, también es verdad que estamos haciendo la ruta mínima para conseguir la Compostela, no puedo hablar de como sería si hubiésemos empezado desde etapas anteriores. Es cierto, no nos engañemos, que no es tan fácil como me esperaba, pero tampoco tan complicado como nos lo habían vendido. De hecho, pienso que todos deberíamos hacer el Camino de Santiago, aunque no sean todas las etapas, una vez en la vida.

Jaime, nuestro nuevo compañero de viaje, nos está ayudando mucho.

Es la primera noche que hemos quedado para cenar con otros peregrinos, no sé si será el camino, o qué, lo que puedo decir, hasta hoy, todas las personas que nos hemos ido encontrando y conociendo, son realmente maravillosas, saldremos con algunas de ellas mañana antes del amanecer.

Buen camino.

Un abrazo,

Natalia Requena.

"Naciste para ser feliz no perfecto".







Diario de un camino (3)





Palas De Rei, 12 de octubre de 2015

Contra todo pronóstico no nos ha llovido, nuestros pies siguen estando perfectos. Este camino es milagroso.


Empieza la etapa que se considera más dura, y recomiendan, que las personas de baja forma la hagan en dos días. ¡Está lloviendo!, milagrosamente ha durado muy poco tiempo. El buen tiempo nos acompaña. Es curioso que cuando hemos comenzado a caminar, ha dejado de llover. Desde luego que es un camino mágico.

Los primeros kilómetros los hemos hecho sin ningún tipo de complicación, hay menos caminos asfaltados que la etapa anterior, aunque pueda parecer de mayor dificultad, la hermosura del paisaje hace mucho más fácil el caminar. Escucha tu cuerpo es sabio, el te dirá cuando parar, cuando seguir, cuando beber, cuando comer... ¡Somos más fuertes de lo que pensamos!. El pensamiento es poderoso, todo está en nuestra mente, y la mayoría de preocupaciones que tenemos no han pasado, solamente están en nuestra cabeza y las vivimos como tal, vivamos el presente, es el único momento que existe.

Nuestra aventura continúa, anoche tuvimos un momento buenísimo, no parábamos de reír, simplemente genial. Llegaremos siendo "más mujeres, menos perfectas, y más felices". Somos más fuertes de lo que imaginamos, nuestros pies y rodillas nos están respondiendo perfectamente.

¡En marcha pues!, entramos en la provincia La Coruña , espectacular, aunque digan que es la etapa más difícil, nos está gustando mucho más que la de ayer. Hemos pasado varios riachuelos, paisajes frondoso, arcos de árboles, y, después de pasar el puente romano por donde cruza el río meruelos, hemos llegado a un pueblo medieval, la Aldea de Furelos.

Por fin, entramos en Melide, reconocida por su deliciosa gastronomía, recomiendan para almorzar una ración de pulpo y, llenar los bolsillos de melindres (dulce típico de Galicia). El buen clima sigue acompañándonos. Me sorprende bastante que no haya niños, me he cruzado con un guía, le he preguntado, por lo visto es por el éxodo rural, es una lástima estoy convencida que en un sitio así crecerían mucho más felices.

Al final hemos hecho 33 km, porque nuestro hospedaje estaba pasado Arzúa, es sorprendente lo que dan los cuerpos de si. Hemos conocido a un italiano que tenía 70 años, llevaba 37 días caminado, estaba estupendo, no daba crédito conforme iba hablando y caminando. También nos hemos encontrado con un muchacho que nos ha preguntado si quedaba mucho para llegar, a lo que le hemos dicho que nada más bajar la cuesta.... pobre porque cuando hemos bajado quedaban más de tres kilómetros de subida.... no sé yo.. que habrá pensado de nosotras... errores que se cometen...

¡Mañana más y mejor!.

Buen camino.

Un abrazo,

Natalia Requena.

"Nunca bases tus decisiones de vida en los consejos de personas que no tienen que lidiar con los resultados".











Diario de un camino (2)



Portomarín, 11 de octubre de 2015


Frescas como lechugas, llegamos a Gonzar sin complicaciones. Hemos observado que al final más o menos todos vamos al mismo ritmo, nos vamos encontrando con las mismas personas del principio. Esta primera etapa no ha sido tan espectacular como la de ayer, pero seguimos entusiasmadas, con mucha ilusión, nos estamos ayudando mucho, y sobre todo, seguimos disfrutando del camino.  

Cada paso que doy, miro a mi alrededor, y todo lo que veo me gusta. Me afirmo a mi misma que este viaje va a ser un antes y un después de mi vida, lo mejor está por llegar. Es curioso, estoy disfrutando, aquí y ahora.

Todas estas personas que vamos conociendo también tienen sus propias historias, intentemos sacar lo mejor de todo esto, que como experiencia está siendo increíble. Es curioso que se vean tantísimos extranjeros, supongo que es como todo, lo que tenemos no lo disfrutamos. Te das cuenta, que todos somos iguales, las personas independientemente del lugar de donde vengamos ni de la nacionalidad que tengamos somos personas, no juzguemos, no sabemos sus circunstancias, ni su historia, quien nos asegura que si hubiésemos nacido en otro sitio... cómo seríamos ahora....

Me sorprendo a mi misma porque estoy haciendo más de lo que esperaba, me siento más tranquila y menos habladora.

Hemos pasado Gonzar, Ventas de Narón,  Ligonde, y hemos llegado al destino de hoy Palas De Rei. Todo el camino ha sido prácticamente por asfalto, pero los paisajes a los lados frondosos, llenos de vida. Está todo muy bien indicado, es practicamente imposible perderse. Cuando planeamos este viaje, pensé que no lo podía hacer sola, pero ahora  estoy convencida de que si.

"Confía si está ahí es por alguna razón"

Dicen que la etapa de mañana es la más dura...¡ ya veremos!.

Este viaje está siendo muy espiritual y silencioso.  Me estoy encontrando conmigo misma, y la experiencia está siendo bastante gratificante.

¡Buen camino!.

Un abrazo,

Natalia Requena.

Diario de un camino (1)






"Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontas ese sufrimiento" Viktor Frankl.

Mis primeras conclusiones:

  • Vivir el presente.
  • Aceptar lo ocurrido, y liberarme de la culpa.
  • Aprender de todo y elegir en cada momento la vida que quiero tener.
  • Perdonar.
  • Visualizar el futuro que quiero.
  • Ser consciente de que somos responsables de nuestros actos y de nuestra vida.

Sarria, 10 de  octubre de 2015

1ª etapa Sarria-Portomarín   (22,4 km)

Hemos madrugado bastante, es cierto que acabamos de empezar, pero el primer trayecto ha sido precioso, unos paisajes hermosos, un olor a limpio, a campo, y las vistas grandiosas. Es inevitable al ir caminando que te vengan recuerdos, y sé, que me podré caer un millón de veces pero también estoy segura que me levantaré con más fuerza, ¡podemos!, ¿sabes? puedes hacer cualquier cosa que te propongas.

Esto empieza a ser un camino muy espiritual, sigo admirando el silencio de las personas, me pierdo en mis pensamientos, en mis recuerdos, pero aún así estoy disfrutando del camino, de sus gentes, de mi amiga, de la vida.

Primera parte de esta etapa, todo bien, no nos duele nada, ya sé que muchos pensarán que acabamos de empezar pero no hay que perder la ilusión, de hecho hay que tenerla siempre para cualquier ámbito de la vida, sino es como si no estuviésemos vivos. ¡Me siento plena!.

¡El silencio! ¡cuánta falta me hacía!. Generalmente siempre estoy escuchando música a todas horas, y así evito muchos pensamientos, sin darme cuenta, que si no los afronto nunca podré pasar página.

¡Ya hemos llegado!, lo hemos conseguido, nuestros pies intactos, como cuando empezamos, el miedo es el que paraliza, si alejamos nuestros miedos, todo resulta más fácil.

Buen camino.

Un abrazo,

Natalia Requena.